TALLER DE ESCRITURA CREATIVA

Harto de ver ofertas de talleres o cursos de escritura creativa. La escritura siempre es creativa, sea como sea. El hecho de escribir ya es en sí una forma creativa, de creación. Lo que estás escribiendo jamás fue escrito en la forma que tu mano lo hace, por el simple hecho de que tu mano nunca lo hizo antes. Jamás existió otro instante igual a este en la historia en la que tú, con tu mano, hayas escrito en el idioma, tiempo y forma en el que lo estás haciendo. Incluso si estás copiando a alguien, vivo o muerto, estás creando algo. Aunque sea una jodida fotocopia, es tuya. Pero si quieres escribir de forma creativa como concepto, lo único que puedo recomendarte es que salgas a la calle; que viajes, que vivas, que arriesgues, que juegues y que pierdas. Que, simplemente, vivas la vida que se te ha dado, y si ni siquiera puedes o quieres hacer eso, haz algo tan simple como coger un bolígrafo, o en su defecto un teclado, y únicamente escribas lo que te venga a la cabeza sin pensarlo tal como voy a hacer en el siguiente párrafo. Si es con vino, pues mucho mejor.

Los girasoles no nacen en verano, les da miedo el calor. Solo ejercen su derecho de sufragio universal cuando los de rojo les dejan decidir. Están presos de la ambición de aquellos que no les miran. No son los protagonistas para el sol y eso es intolerable para quienes viven por y para él. La magia se desinfla si se desvela el secreto. Así es la vida y así es la ciencia luchando día tras día por desvelar un secreto indescifrable. No todo tiene explicación. Los jueces no siempre tienen razón. En otro lugar donde no saben contar, el diez no siempre es el número a alcanzar. Las mentiras se desmienten sin saber la verdad. El tabaco una vez dio vida a unos pulmones deseosos de vivir. Somos felices de vez en cuando, de vez en cuando es necesario para ser feliz. Pides tu vez para serlo hasta que cedes tu turno al siguiente. Tu libertad termina cuando empieza la de otro. Algo tan simple como lo incomprensible.

Salud!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CUANTAS COSAS TE PODRÍA PEDIR

CUANTAS COSAS TE PODRÍA PEDIR

Cuantas cosas te podría pedir. Te podría pedir que me elijas, que pienses en mi, que aparezcas de repente, que no me robes la manta, que no llegues tarde al trabajo por apurar dos minutos más a mi...

leer más
ENCONTRADO BUSCANDO

ENCONTRADO BUSCANDO

Cuando ni las emociones, ni los pensamientos, ni los estímulos me distraen, cuando todas mis necesidades fisiológicas están cubiertas, cuando no hay nada más que mi respiración en una habitación de...

leer más
×